Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Julio 2022

L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

El PSE-EE de Hernani presenta nueve propuestas a cargo del remanente municipal por más de 1 millón de euros

Ricardo Crespo considera que es incomprensible que haya 8,3 millones de euros de remanente de tesorería. Es el ejemplo de que el gobierno municipal de EhBildu no ha cumplido con las inversiones prometidas, lo que es más grave si cabe en un año marcado todavía por la pandemia.

Foto 1

El portavoz del grupo municipal socialista, Ricardo Crespo, ha sido muy crítico con la gestión de los diferentes gobiernos municipales de EhBildu, porque en un año marcado todavía por la pandemia, por los efectos económicos de la guerra de Ucrania y por las numerosas necesidades de nuestros vecinos, no es comprensible que el Ayuntamiento haya generado en los últimos años 8,3 millones de euros de remanente de tesorería. A los que habría que sumar otros 5,6 millones reservados para contingencias. En total casi de 14 millones de euros sin utilizar. Crespo ha explicado que hay una “bolsa de dinero inmovilizado”, que está sin gastar, porque la coalición soberanista ha incumplido inversiones prometidas.

Con un nivel de ejecución tan bajo de la inversiones previstas de 2020 del 25,5% y del 20,8% de 2021, el grupo socialista no entiende como de los 8,3 millones de remanente que se presentan, 6,3 millones son para inversiones. Según el nivel de ejecución en 2024 con suerte se habrán ejecutado el 25%, es decir 1,5 millones de euros.

Para los socialistas el remanente debería servir para invertir en grandes proyectos imprevistos, urgentes o necesarios que por alguna razón se han quedado en el camino. Sin embargo en la propuesta del equipo de gobierno se incorporan algunos proyectos que bien pueden contemplarse en los presupuestos del año que viene de 2023, como son las partidas de turismo (32.000€), un rocódromo (20.000€), la pista de tenis (14.500€), aparcamiento de Fagollaga (50.000€), compra de terrenos rurales (300.000€), un lava bicicletas (10.000€) o una pantalla digital para el servicio de HHZ (17.000€). Según el portavoz socialista existen otras urgencias que bien pueden explicar esperar unos meses para incorporar estas partidas a los presupuestos ordinarios.

Otro grupo que propone el equipo de gobierno son las relativas a partidas con grandes cantidades que tardarán en ejecutarse como son los 2 millones euros de los que no cocemos el destino concreto porque dependemos de la decisión de otros organismos para mitigar las consecuencias de las riadas en Zubipe y Landare. O los 500.000€ que quedan comprometidos para instalar placas fotovoltaicas porque se ha reconocido que ejecutar la totalidad de 1 millón de euros ahora es imposible.

A pesar de ser críticos y poner en entredicho la gestión económica de EhBildu, el grupo municipal socialista, actuando “con responsabilidad política", ha planteado nueve propuestas para ser financiadas con parte del remanente del Ayuntamiento, cuyo coste total asciende a 1.026.000 euros. Tres son los proyectos más importantes: Por una parte, la colocación de un nuevo puente para vehículos y peatones en Elorrabi y aprovechar el puente actual para moverlo a Osinaga, que tendría el coste más alto de los proyectos del PSE-EE, con una partida de 750.000 euros. Y, por otra parte, la renovación de dos locales, para los que pide 126.000 euros: 70.000 euros para la reforma de la sede de la Asociación de Vecinos Zikuñaga y 56.000 euros para el edificio del hogar del jubilado en Goiz Eguzki. Además, reclama la contratación externa, con un coste de 75.000 euros, de apoyo al departamento de urbanismo que ha quedado demostrado que tiene una gran carga de trabajo; 35.000 euros para la compra de una máquina de bolsas compostables; 20.000 euros para una máquina destinada al reciclado de latas; 10.000 euros para un cargador eléctrico para coches y 10.000 euros para el camino de Loire, para sacar del mapa de los puntos negros esta zona de Hernani, con la instalación de alumbrado.

Crespo ha asegurado que el Ayuntamiento de Hernani tiene capacidad económica, pero la gestión económica está siendo “chapucera e improvisada” y, por lo tanto, EHBildu no lo está haciendo adecuadamente. Ha recordado que en el pleno del mes de marzo retiraron dos partidas de los presupuestos, la destinada a la compra de una barredora por valor de 150.000 euros, y la partida para el proyecto de la cubierta del Ayuntamiento por valor de 50.000 euros. Dos meses después vuelven a incluir las partidas, ahora, a cargo del remanente. “No cabe ninguna duda de que la compra de una máquina barredora reforzará la limpieza de las calles, lo que es indispensable para mantenerlas en unas condiciones óptimas dado el deterioro de la limpieza en los espacios públicos”, ha dicho, tras recordar también la necesidad de la colocación de paneles fotovoltaicos en la cubierta del Ayuntamiento para poder autoabastecernos mediante energías renovables y, además, ahorrando en el gasto de la luz.