Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Enero 2022

L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

Para el PSE-EE de Gipuzkoa, el debate sobre la tasa turística está acordado y zanjado, y plantearlo ahora es inoportuno

Para el grupo juntero “Socialistas Vascos-Euskal Sozialistak” en las Juntas Generales de Gipuzkoa, plantear ahora impulsar una tasa turística, como hace hoy en Pleno, Elkarrekin Podemos–IU mediante una propuesta de implantar un impuesto a las pernoctaciones en establecimientos turísticos de Euskadi cuya recaudación iría destinada a hacer frente a la huella medioambiental del turismo resulta inoportuno.

 

La iniciativa se plantea tras aprobar por unanimidad hace casi dos años una enmienda transaccional en las Juntas Generales de Gipuzkoa en la que se pedía al Gobierno Vasco y a la Diputación de Gipuzkoa que desarrolle, en función de sus competencias, el marco para establecer una tasa turística y los procedimientos para ello, tomando el compromiso para crearlos dentro del siguiente año. Por lo tanto, es una cuestión que está debatida y acordada, y los socialistas vamos a cumplir lo pactado, como siempre. Sin embargo, plantear la propuesta actualmente, no puede ser más inadecuado, en este momento, porque perjudicaría a un sector que ha sido muy castigado por la pandemia.

Por eso, el grupo socialista junto al PNV ha presentado una enmienda a la totalidad, que ha sido aprobada hoy, pidiendo a las JJGG que insten al Órgano de Coordinación Tributaria de Euskadi a debatir sobre la oportunidad de establecer un impuesto a las pernoctaciones en alojamientos turísticos. A juicio del juntero socialista, Alberto Albistegui, la puesta en marcha de una tasa turística, en la actual situación, resulta “apresurada” y es de la opinión de que es necesario, en primer lugar, “avanzar y alcanzar un amplio acuerdo entre los agentes del sector del turismo, tanto públicos como privados, sobre lo principal, que es el modelo fiscal que debemos implementar en el territorio y, en consecuencia, dejando a un lado las cargas y el destino, a quién le corresponde”. Una vez, alcanzado ese acuerdo “podría salir una norma para que los ayuntamientos, si lo consideran procedente, graven las estancias turísticas” porque, como ha explicado, son los consistorios, en función de sus necesidades y dentro de su autonomía, los que, en definitiva, decidirán si desarrollan el impuesto.

En su intervención esta mañana en el Pleno del Parlamento de Gipuzkoa, Albistegui ha pedido a grupo juntero Elkarrekin Podemos-IU empatía con un sector que tan mal lo está pasando y, por eso, le ha solicitado “prudencia y tranquilidad”. “Las circunstancias mandan en este momento. Tenemos un sector turístico y hostelero muy dañado, muy perjudicado, que no sabemos cómo vamos a salir”, le ha dicho, tras asegurar que “en nuestro ánimo está mejorar”, pero presentar esta cuestión “aquí, hoy, ahora, con esta pandemia y sus efectos” no es lo más oportuno, “con la gran incertidumbre que hay”. En este momento, nuestro reto es ver “cómo vamos a salir todos de esta situación”, apoyando a un sector como es el turístico que sufre y ha perdido tanto.

En este sentido, desde el Gobierno Vasco se está trabajando para ayudar a paliar esta situación y concretamente, el departamento de Turismo, Comercio y Consumo, que dirige el socialista Javier Hurtado, ha destinado 100 millones de euros en ayudas directas al sector turístico y hostelero desde que comenzó la pandemia, en marzo de 2020. Con estas ayudas se ha pretendido ayudar a atenuar las pérdidas de este sector afectado por las medidas adoptadas para hacer frente la crisis sanitaria.

Por último, el también concejal de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Eibar ha asegurado que el PSE-EE de Gipuzkoa se ha mostrado favorable a una revisión de la fiscalidad, pero cuando las condiciones económicas y sociales mejoren y el debate se pueda hacer con datos fiables y de forma sosegada, “dialogando entre todas las administraciones, en el marco de sus competencias y con los agentes” y logrando un “amplio consenso” para desarrollar en el Territorio un sistema fiscal acorde con el modelo guipuzcoano de turismo.