Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Junio 2021

L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

Si a día de hoy estamos a las puertas de superar esta crisis es gracias a la "estabilidad" institucional y al papel de los socialistas en los gobiernos

JOSÉ IGNACIO ASENSIO: “El plan de recuperación económica de Gipuzkoa se fija como objetivo el restablecimiento del empleo perdido con la pandemia”.

Foto 1

El Secretario General del PSE-EE de Gipuzkoa, Eneko Andueza, ha puesto en valor el acuerdo de gobernabilidad que sustenta el gobierno foral de la Diputación Foral de Gipuzkoa. Un acuerdo mayoritario, un entendimiento entre diferentes, un buen pacto, en el que hemos dejado de lado los intereses partidistas de dos corrientes políticas como el PSE-EE y el PNV, pero con valores que compartimos, que ha impulsado un “nuevo modelo de gobernanza” para sacar adelante nuestro Territorio, dar solución a los problemas de Gipuzkoa. Y gracias a ese pacto entre diferentes hemos gobernado mejor también con una pandemia y hoy estamos a las puertas de superar esta crisis gracias a la “estabilidad” institucional y al papel de los socialistas en los gobiernos, tanto el de España, como el Gobierno Vasco, la Diputación de Gipuzkoa y los ayuntamientos.

Andueza ha realizado estas declaraciones, esta mañana, en una rueda de prensa junto con el Segundo Teniente de Diputado General de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio, acompañados también por la diputada de Movilidad y Ordenación del Territorio, Rafaela Romero, y el diputado de Cultura, Cooperación, Juventud y Deporte en Gipuzkoa, Harkaitz Millán.

En su intervención, el dirigente socialista ha mostrado su decepción ante la actitud mostrada por la oposición a la que ha calificado de “destructiva” en una situación como la actual en la que exigía a todas las fuerzas políticas estar a la altura de las circunstancias con una acción “más proactiva” ante una situación “grave” que afecta al territorio y al mundo. Gipuzkoa necesita de una posición de “solidez y de unidad”, no de poner “palos en las ruedas” y ha criticado que el objetivo de EHBildu y Elkarrekin Podemos solo buscan “derrotar y desgastar” al gobierno por un “interés partidista”.

Pese a los enormes vientos en contra está la solidez del gobierno foral que ha posibilitado que Gipuzkoa cuenta hoy con un presupuesto para este 2021, en el que participamos en su elaboración y avalamos, y que es el motor de la reconstrucción social y económica tras un 2020 muy difícil, pero que “nos permitirá la vuelta a la normalidad”. El presupuesto de 2021 es el pilar que necesita Gipuzkoa para estar ya en marcha de nuevo, afrontando el futuro “con más esperanza y garantía”. Visualiza en los próximos años un Territorio “fuerte, moderno, cohesionado”, que además siga teniendo unos servicios públicos “sólidos, fortalecidos” en una Gipuzkoa donde “merezca mucho vivir”.

Sin embargo, parece que hay una realidad alternativa sobre Gipuzkoa y es la que ofrece la oposición, EHBildu y Podemos Gipuzkoa que presentaron una fantasía presupuestaria, basada en unos ingresos irreales y sus propuestas políticas, actualmente, es como una pompa de jabón que se desvanece y que no responde a una visión global de los problemas de Gipuzkoa.

A su juicio, ha quedado claro que la oposición carece de proyecto alternativo para Gipuzkoa; no han presentado ni una sola propuesta o enmienda que busque un cambio de rumbo, sino que piden más sobre lo que se hace, lo cual se podría hasta entender como una validación de las políticas forales.

Además, ha reconocido que esta pandemia y la posterior crisis económica y social ha puesto a prueba al gobierno foral de coalición de la Diputación de Gipuzkoa de una manera que nunca habríamos imaginado. Nos estamos enfrentando a un “gran desafío” económico y social y todas las medidas adoptadas por la Diputación Foral de Gipuzkoa, el proceso de vacunación con casi millón quinientas mil vacunas enviadas de España a Euskadi y los fondos europeos facilitarán el deseado camino hacia la recuperación justa.

El empleo y el clima

Por su parte, el segundo Teniente de Diputado General, José Ignacio Asensio, ha querido remarcar la solidez del equipo de gobierno foral que trabaja con una estrategia común lo que hace creíble el plan de recuperación económica y social de Gipuzkoa. Los socialistas hemos garantizado la estabilidad de la institución y la mayoría absoluta que da la suma de las dos fuerzas políticas, PSE-EE y PNV, ha aportado la “fortaleza” política que necesita este Territorio para enfrentarnos a estos tiempos de “incertidumbre”, pero también para colocar las bases para que la salida de la crisis tenga un “profundo sentido social”, garantizando el bienestar de los guipuzcoanos.

Ha asegurado que, los ejes de la política de izquierdas en la Diputación de Gipuzkoa son dos: el empleo y la recuperación en verde. A su juicio, es imprescindible que el plan de recuperación económica de Gipuzkoa se fije como objetivo el restablecimiento del empleo perdido con la pandemia. “El empleo es nuestro objetivo principal de la reactivación económica, impulsando proyectos que garanticen la creación de empleo de calidad y el desarrollo sostenible de Gipuzkoa”.

Para ello son claves los fondos europeos. La magnitud del gasto europeo que se invierta en la economía de Gipuzkoa va a permitir a nuestro Territorio recuperarse mucho más rápido. Así que “como sabemos lo que nos jugamos” y los proyectos del PSE-EE “son de país”, va a defender que “se respete el equilibrio y la proporcionalidad en la asignación de los fondos”. Los proyectos “estratégicos” para obtener inversión del Fondo de Recuperación son la Fundación de Cambio Climático de Gipuzkoa, Naturklima; el centro de nueva movilidad, Mubil; la Fundación a favor del envejecimiento saludable, Adinberri o el Centro de Ciberseguridad Industrial de Gipuzkoa, Ziur, todos proyectos con una gran capacidad de arrastre para el crecimiento económico y el empleo, como

Por otra parte, Asensio ha señalado que Gipuzkoa quiere reconstruir “en verde”, que la recuperación económica se haga mediante un cambio de modelo conectando el medioambiente con la economía, lo que es muy importante. A su juicio, la transición hacia una economía más ecológica es inevitable y estamos ante una oportunidad para impulsar la transformación hacia un nuevo modelo socioeconómico que sea climáticamente sostenible.

Tras explicar que el departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas que, él dirige ha logrado, en estos dos años, que los residuos hayan dejado de ser un “problema” para los guipuzcoanos, ha querido remarcar que hemos consolidado un Territorio “sin vertederos” y, además, se ha garantizado la gestión de los residuos durante la pandemia que, sin las infraestructuras del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa, hubiera quedado “seriamente comprometida”.

Hoy Asensio y su equipo están trabajando por una “Gipuzkoa verde, ecológica y con fondos europeos” afrontando de la mano de la Fundación Naturklima uno de los principales desafíos al que nos estamos enfrentando: el cambio climático. Además, está impulsando políticas de concienciación de la sociedad guipuzcoana con iniciativas como “Jóvenes por el Clima”.

Por otra parte, ha explicado que la urgencia ante la situación que estamos viviendo con la pandemia provocada por la Covid-19, obligó al gobierno foral de la Diputación de Gipuzkoa a reforzar el presupuesto foral para 2021, para tener recursos públicos y no tener que hacer recortes, con el objetivo de blindar los servicios sociales, como herramienta imprescindible para intervenir en situaciones de desigualdad y en definitiva de las necesidades de los guipuzcoanos.

“Son los presupuestos más sociales de la historia de Gipuzkoa y es la respuesta socialista a la crisis de la Covid”, ha dicho Asensio, quien ha recordado que “en dos años, 2020 y 2021, se van a destinar 23,7 millones para hacer frente a los gastos provocados por la pandemia”. “El presupuesto ha aumentado un 4,8% hasta llegar a los 418,6 millones de euros y el gasto social por guipuzcoano supera por primera vez los 600 euros, destinándose 111 millones a la atención a los mayores”. 

Asimismo, ha puesto en valor la labor que está realizando el departamento de Cultura, Cooperación, Juventud y Deporte en Gipuzkoa que dirige Harkaitz Millán. Desde Cultura, y a pesar de la pandemia, sigue trabajando por una Gipuzkoa “con valores, plural y en convivencia”; también ha destacado su compromiso por “proteger” el tejido social cultural movilizando en dos años 10 millones de euros a través del Plan Piztu Kultura. En el área de Deportes se han mantenido las actividades como Eskola Kirola, se ha reforzado el apoyo al deporte femenino con 2,5 millones y el de competición, a través de Kirolgi. También se han destinado 3 millones para los programas de verano Udalekuak y Gazte Oporraldiak.

Sobre el Departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio, en el que está al frente la Diputada foral Rafaela Romero, ha dicho que “en estos dos años, los servicios de Lurraldebus han mejorado, garantizando la cobertura del derecho al transporte público de toda la ciudadanía y dando respuesta a las necesidades”, todo ello con un incremento presupuestario de 6 millones de euros. Además, ha mejorado su oferta con la incorporación de los servicios de Renfe, ampliando la gratuidad en los transbordos y congelando las tarifas de la tarjeta Mugi. “Todo ello representa una mejora sustancial para muchos usuarios del transporte público”, que también han visto incrementarse la flota de autobuses híbridos de Lurraldebus con 24 vehículos nuevos. Por otra parte, se ha ampliado la red de bidegorris y se ha promovido el uso de la bicicleta con más de 1,8 millones en ayudas.