Web gune honek cookieak erabiltzen ditu, propioak eta beste batzurenak. Nabigatzen jarraituz gero gure cookien politika onartzen duzula ulertzen da.
Adi egon! Adi egon!

Maiatza 2021

AL AR AZ OG OR LR IG
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
Itxi
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Socialistas Vascos

Berriak

partekatu  partekatu

Según el PSE-EE de Gipuzkoa, para abordar esta crisis, necesitamos voluntad política de acuerdo de todos los partidos políticos

Susana García Chueca: “Estos presupuestos son garantía de futuro en clave social, profundizan en el modelo Gipuzkoa y servirán para seguir construyendo una Gipuzkoa más cohesionada, más fuerte y más solidaria que no deje a nadie atrás”

 

La portavoz del grupo juntero “Socialistas Vascos-Euskal Sozialistak” de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Susana García Chueca, ha puesto en valor el proyecto de presupuesto foral para 2021, dotado de 983 millones de euros, 68 más que el año pasado, tras el examen de las enmiendas a la totalidad de la oposición. El rechazo a la propuesta de devolución del proyecto al gobierno foral de la Diputación permite que estas cuentas continúen su andadura en este cámara, hasta su aprobación final de un presupuesto que es “garantía de futuro en clave social”, como ha detallado en su intervención en el Pleno de esta mañana.

La dirigente socialista ha explicado que tres son los ejes de actuación “principales” marcados en estos presupuestos: “reforzamiento de las políticas sociales, apoyar la reactivación económica e impulsar los proyectos estratégicos que sentarán las bases de la economía guipuzcoana posterior a la pandemia de la Covid-19.

Sin embargo, en este complejo y difícil panorama, EHBildu y Elkarrekin Podemos presentan sendas enmiendas a la totalidad, “en un momento en que deberíamos ser capaces de llegar a acuerdos que busquen mejorar el presente y futuro de nuestro Territorio dejando de lado los intereses partidarios” y lo que pretenden estas dos fuerzas políticas es “devolver los presupuestos y dejar al Territorio en situación de prórroga”, les ha reprochado, tras responderles con ironía al registro de sus enmiendas parciales con un: “¡Qué sensibilidad!”.

Por una parte, a EHBildu le ha recriminado que justifican su enmienda a la totalidad diciendo que este proyecto de presupuestos no responde a las necesidades de la ciudadanía y que es una mera continuación de las cuentas del año pasado. Pero, lo que para García Chueca es una repetición es la enmienda a la totalidad de la izquierda soberanista que es más de lo mismo: “no a Etorkizuna Eraikiz, no a las mejoras en las carreteras, …”.

Por otra parte, le ha sorprendido la crítica de Elkarrekin Podemos a este proyecto de presupuesto. García Chueca ha negado, como dice el partido morado, que estas cuentas no se ajustan a las necesidades actuales de Gipuzkoa y benefician a unos pocos. Etorkizuna Eraikiz, iniciativa denostada por la oposición, está en el mismo corazón de este proyecto, y sirve para diseñar los proyectos estratégicos y transformadores para asegurar el bienestar y la sostenibilidad de Gipuzkoa. Un proyecto avalado por la Unión Europea y, lo más importante, “ha sido trabajada con miles” de guipuzcoanas, por lo que tiene el refrendo de la sociedad.

También, ha criticado que Elkarrekin Gipuzkoa quiera eliminar el plan de inversiones destinado a cofinanciar proyectos de Fundaciones Sin ánimo de lucro como Matía, Gureak, … porque a su juicio en el epígrafe de la partida pone `a empresa privadas´.  Le ha recomendado que se sacudan “ciertos prejuicios” y que reconozcan el modelo de colaboración público-privado que viene funcionando “muy bien” en Gipuzkoa, llegando a ser “referente” nuestro Territorio “en muchos ámbitos” y contamos con los mejores profesionales.

Asimismo, la portavoz del PSE-EE ha destacado de este proyecto que el presupuesto del departamento de Política social se incrementa de “manera importante” para mitigar los efectos de la pandemia y cumplir los objetivos anuales del mapa de servicios sociales. Tiene una partida de 420 millones de euros, 20 más que en 2020, con un incremento del 4,8% aproximadamente, lo que es un gasto por habitante de 600 euros.

En promoción económica, el presupuesto va a invertir 115 millones de euros, más de un 39% para seguir avanzando en el objetivo de situar o mantener a Gipuzkoa “en la vanguardia de los territorios con menores índices de desigualdad de Europa”. De esta forma, el gobierno foral de coalición de la Diputación de Gipuzkoa busca hacer frente a la crisis económica consecuencia de la pandemia.

“El presupuesto de Promoción Económica se convertirá en una herramienta para proteger a los sectores más golpeados por las consecuencias económicas de la crisis y para recuperar la economía con acciones para la creación y desarrollo de proyectos empresariales, para mejorar la calidad del empleo, posicionar a Gipuzkoa como región puntera en I+D a nivel europeo y aportar por la internalización, etc”. Además, ha señalado que estas cuentas buscan construir el escenario post-pandemia con una inversión conjunta que alcanza los 39.2 millones de euros, “la mayor parte destinados a proyectos que han sido incluidos en los fondos europeos, Euskadi Next”.

La dirigente socialista también se ha referido al departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas donde se seguirán implementando los programas contenidos en el PIGRUG además de seguir profundizando en el campo de la eficiencia energética e incrementando en más de 40% (40,5%) el programa de Lucha contra el cambio climático. En Movilidad y Transporte Público, se van a desarrollar dos líneas básicas de actuación en 2021 en base a estos presupuestos: desarrollo de la red de bidegorris con más de 6,2 millones de euros y una fuerte inversión en transporte público para compensar la disminución de ingresos por el descenso del volumen de viajeros, más de 20% respecto al 2020, para garantizar el servicio manteniendo el empleo en este sector “sin ningún recorte”.

Por último, en lo que respecta a Cultura, Cooperación, Juventud y Deportes, el presupuesto se orienta con claridad a ayudar a un sector “muy tocado” en esta crisis. Se reformulará el proyecto de reforma del Koldo Mitxelena y se reperiodificará la inversión. Se seguirá desarrollando el Plan Piztu Kultura y se implantará una nueva línea de ayuda y fomento de la creación cultural, entre otras actuaciones.

En definitiva, tal y como ha señalado para concluir, estos presupuestos son garantía de futuro en clave social, profundizan en el modelo Gipuzkoa y servirán para seguir construyendo una Gipuzkoa más cohesionada, más fuerte y más solidaria que no deje a nadie atrás.