Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Septiembre 2022

L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

PSE-EE de Hondarribia pide al gobierno municipal del PNV más suelo público para el desarrollo de nuevos proyectos como el de Presa I

Foto 1
Iosu Álvarez, portavoz y Noemí Rodríguez, concejal socialista de Hondarribia

El grupo municipal socialista ha asegurado que Hondarribia necesita más suelo público para el desarrollo de nuevos proyectos urbanísticos como el de Presa I, cuya construcción de 66 viviendas de VPO, en régimen de alquiler y con garaje, está previsto que comience a principios de 2023 y que será ejecutada directamente por el ente público Visesa (Vivienda y Suelo de Euskadi S.A), junto con el Departamento Vasco de Vivienda que dirige el socialista, Iñaki Arriola.

En un comunicado, el portavoz del PSE-EE de Hondarribia, Iosu Álvarez, ha dicho que esta operación que, fue aprobada en el pleno del mes de agosto con el voto afirmativo de todas las fuerzas políticas representadas en el Ayuntamiento, será financiada por los fondos europeos Next Generation. Fue el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y la consejería de Vivienda del Gobierno Vasco quienes firmaron a principios del pasado mes un acuerdo para financiar este proyecto, junto con otras tres operaciones urbanísticas más de vivienda social en Zumarraga, Urretxu y Orio, en Gipuzkoa, con 48,5 millones de euros.

Sin embargo, Álvarez ha dicho que Hondarribia necesita de más vivienda de alquiler a precios asequibles, dada la alta demanda de pisos que hay en la localidad del Bidasoa. A su juicio, “el problema de fondo en Hondarribia, como en el resto de Euskadi, no es tanto el precio del alquiler, que también, como la escasa oferta de alquiler”.

Según recoge Etxebide, de los 1,468 solicitantes de vivienda existentes en Hondarribia, 703 están empadronados en el municipio, y la mayoría, 500, buscan un piso de alquiler, y el resto, 203 en compra. Hay, además, 614 personas, no empadronadas en Hondarribia, que quieren una vivienda, en total, 614. La mayoría solicita un piso en alquiler, 408, y, por el contrario, en compra son 206.

Por perfiles, tanto los empadronados y no empadronados, son personas menores de 60 años, pero destaca entre los solicitantes los divorciados y separados, así como los mayores de 60 años. Y la mayoría solicitan alquiler. Además, hay 336 solicitantes de vivienda que son menores de 36 años, entre empadronados y no empadronados, y que, según el Decreto de cupos del Gobierno Vasco, dictado en el año 2019, un 40% de las viviendas van destinadas a este colectivo con el fin de facilitar el acceso de los menores de 36 años, dando una mayor oportunidad de acceso a la vivienda protegida a los jóvenes.

Para Álvarez, el desarrollo del proyecto Presa I “está llamado a atender la demanda de la ciudadanía en materia de vivienda, sin que ello suponga la solución definitiva a un tema que lleva décadas como una de las principales preocupaciones de los hondarribitarras. Por lo tanto, todos los esfuerzos deben ir en impulsar la movilización de viviendas vacías, privadas y públicas, como apuesta para el incremento del parque de alquiler de cara a dar respuesta a la función social de la vivienda; así como la utilización de más suelo público para el desarrollo de nuevos proyectos urbanísticos destinadas a la construcción de viviendas protegidas en alquiler para dar respuesta a los 1.468 solicitantes de vivienda, en alquiler y en compra, empadronados y no empadronados que hay en Hondarribia.