Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Junio 2021

L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

Petri Romero subraya el compromiso de las instituciones en la atención de las personas migrantes

Petri Romero: “No queda ninguna persona sin atender porque las administraciones ponen todos los recursos y servicios necesarios para mantener la respuesta humanitaria que la situación requiere en todo momento”

La portavoz socialista en la Comisión de Política Social, Petri Romero, es consciente que la migración es una cuestión de “difícil” solución y es complicado frenar el flujo migratorio porque se trata de hombres, mujeres y niños que dejan su país de origen para acceder a necesidades básicas para ellos y sus familias. “Las migraciones son una constante de la historia humana”, ha dicho esta mañana en el Pleno de las Juntas Generales de Gipuzkoa, y ante ese “recorrido de sufrimiento” al que miles de personas se ven abocados por distintas causas como la guerra y la violencia, los desastres naturales, la pobreza, - asegura-, que “nadie debería pasar” por esta situación, en la que lo “único que buscan es una vida mejor”.

 

En su discurso, Romero ha explicado que Euskadi es un lugar de tránsito para los migrantes que lo que buscan es alcanzar el norte de Europa desde Irún, cruzando Francia. Son migrantes que se embarcan en travesías de mucho riesgo y son procedentes del sur de Marruecos, Mauritania, Senegal, Gambia y Mali, que llegan hasta Canarias. Y de aquí dan el salto a la Península. Si bien hasta hace cuatro años España se había mantenido relativamente al margen del desafío migratorio, a partir del 2018, año en el que nuestro país registró un récord histórico de entradas, cada semana llegan a Euskadi personas que buscan cruzar a Francia.

Esta situación ha supuesto todo un reto para las instituciones y las ONG´s dotando de los “recursos y servicios necesarios para mantener la respuesta humanitaria” que la situación requiere en todo momento y con el objetivo de que no quede “ninguna persona sin atender”, algo que se cumple. En este escenario, es el municipio de Irún donde se concentran los mayores recursos ya que es el lugar donde las personas migrantes hacen un “alto en el camino”. Había que responder a esa realidad y, por eso, en el año 2020, en plena pandemia de la Covid-19 fue Irún “el único que ha dispuesto de servicio de pernocta”, por un periodo máximo de estancia de 5 días; aunque se flexibiliza hasta un máximo de 10 noches. Además, en este albergue se informa a los migrantes de los recursos y servicios disponibles.

Romero ha puesto en valor el “compromiso” mostrado por las instituciones para atender a estas personas que llegan a nuestro Territorio y, en concreto, ha destacado la importancia de la colaboración interinstitucional entre el Gobierno Vasco, la Delegación del Gobierno en Euskadi, la Diputación de Gipuzkoa y los Ayuntamientos de Irún y Hondarribia, así como las asociaciones y entidades del llamado Tercer Sector, como Cruz Roja para dar respuesta a esta compleja situación.

Sin embargo, ha reconocido que es evidente que “no todo está hecho” y por lo tanto ha defendido una Enmienda transaccional firmada junto al PNV en el que piden a las JJ.GG de Gipuzkoa que insten al Gobierno Vasco a que, “en el marco de colaboración con la Administración General del Estado para la atención a migrantes en tránsito, estudie la posibilidad de flexibilizar los criterios para el acceso a la atención a dichas personas”.

También, en el marco del “plan de contingencia”, pide que se realice con “especial interés” la atención a las personas con las siguientes características: uno, que los migrantes en tránsito soliciten protección internacional sean derivadas a los recursos del sistema previsto para atender a personas refugiadas; dos, si entre los migrantes en tránsito se encuentren en situación de alta vulnerabilidad sean derivadas a otros recursos complementarios y adecuados a sus necesidades; y tres, si entre las personas migrantes en tránsito manifiesten su voluntad de quedarse en Euskadi, sean informadas de los recursos sociales con los que pueden contar. A su juicio, cada caso es único y cada persona migrante debe ser escuchada y en función de sus necesidades se le debe derivar al recurso correspondiente.