Web gune honek cookieak erabiltzen ditu, propioak eta beste batzurenak. Nabigatzen jarraituz gero gure cookien politika onartzen duzula ulertzen da.
Adi egon! Adi egon!

Abuztua 2022

AL AR AZ OG OR LR IG
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31
Itxi
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Socialistas Vascos

Berriak

partekatu  partekatu

PSE-EE de Gipuzkoa recuerda hoy a Juan Mari Jauregi, asesinado por ETA hace 22 años

1 / 3
1. argazkia
Representantes de Diputación Foral de Gipuzkoa y Junteros de las Juntas Generales de Gipuzkoa arropan a Maixabel Lasa, esposa de Juan Mari Jauregui

Hoy, 29 de julio, las Juntas Generales rinden homenaje a Juan María Jáuregui Apalategui. Juan Mari fue juntero por la circunscripción del ‘Oria’ durante la IV Legislatura. Ocupó su escaño, tras cumplir el requisito reglamentario del ‘llamamiento’, el 18 de diciembre de 1992, sustituyendo a Antón Arbulu. Causó baja el 13 de septiembre de 1994, para ocupar el puesto de Gobernador Civil de Gipuzkoa. Le sustituyó Rosa Valverde, compañera de Zumárraga.

Juan Mari fue miembro de la Comisión Institucional, y de la de Servicios Sociales. Asimismo, desempeñó un papel fundamental, haciendo gala de un espíritu dialogante, en la Ponencia sobre la ‘Presencia del euskera en las Juntas Generales de Gipuzkoa’, cuyas conclusiones se incorporaron al Reglamento de la Cámara, tras su aprobación por el Pleno.

El 29 de julio de 2000, Juan Mari fue asesinado en Tolosa por miembros del ‘Comando Buruntza’ de ETA.

El Grupo Juntero socialista y todo el socialismo guipuzcoano recordamos a nuestro compañero asesinado. Un luchador por la Libertad y firme defensor de los valores de la izquierda.

El poeta chileno, Pablo Neruda, en su poema 20 de su obra ‘Veinte poemas de amor y una canción desesperada’ escribió: ’Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido’. Los socialistas no queremos que cuando hablamos de las víctimas del terrorismo pueda reescribirse este verso y que se diga que ‘Fue tan largo el dolor y tan corto el olvido’. Por ello, Juan Mari, y todas las víctimas del terrorismo siempre en nuestra memoria y en nuestro corazón.

 

Susana García Chueca