Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Diciembre 2021

L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

Petri Romero defiende que las residencias de la Diputación de Gipuzkoa se someten a un riguroso protocolo de actuación ante cualquier queja o denuncia

Foto 1
Petri Romero, juntera del PSE-EE de Gipuzkoa

La juntera del grupo juntero “Socialistas Vascos-Euskal Sozialistak” en las Juntas Generales de Gipuzkoa, Petri Romero, ha asegurado que el modelo de residencias de la Diputación Foral de Gipuzkoa es transparente y se somete a un riguroso protocolo de actuación ante cualquier queja o denuncia que suceda en la red de atención residencial para personas mayores del Territorio.

Ante cualquier denuncia o queja, se hacen inspecciones siempre y estas son sin avisar y secretas al centro residencial objeto de investigación. Si la inspección foral detecta incumplimientos “cuya gravedad así lo requiera”, se pone en marcha el procedimiento sancionar correspondiente de acuerdo con la normativa de aplicación. Además, “siempre” que dicha inspección lo estima necesario se propone y trabaja con los centros residenciales mejoras que redunden en una mejora de la calidad de atención y se realizan las gestiones oportunas con las administraciones competentes a fin de facilitar que los centros residenciales puedan tener cubiertas las necesidades de personas de los diferentes perfiles profesionales necesarios.

Ha explicado que las irregularidades ocurridas en Txara 1, en las que se fundamenta EHBildu para presentar una moción en el Pleno de las Juntas Generales de Gipuzkoa están basadas en la inspección foral, una de las más de 325 inspecciones que anualmente realiza la Diputación de Gipuzkoa en los centros residenciales de los que más de un 96 % se realizan sin previo aviso.

“Entendemos la preocupación y la alarma que pueden producir en las familias de los y las residentes, leer noticias como esta y por supuesto, que, si se detectan anomalías en el funcionamiento de algún centro, se tienen que tomar medidas al respecto” ha dicho Romero, pero ha defendido que ante cualquier denuncia o queja, la Diputación de Gipuzkoa hace inspecciones y en la inspección en Txara I se han constatado varias cuestiones y se han establecido, como siempre en todas las inspecciones, procedimientos para mejorar lo que se ha detectado, tras lo que se hace un seguimiento y después, se da "un plazo de tiempo para mejorar" al centro y se vuelve a comprobar "si se han cumplido los protocolos”.