Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Abril 2024

L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

José Ignacio Asensio y Marisol Garmendia animan a acudir a votar el domingo y subrayan la importancia de un cambio "tranquilo y sereno" de la mano de los socialistas

Foto 1
José Ignacio Asensio, candidato socialista a diputado general de Gipuzkoa, y Marisol Garmendia, candidata a la alcaldía de San Sebastián, en el acto de cierre de campaña electoral.

El candidato a Diputado General por el PSE-EE de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio, y la candidata a la alcaldía de San Sebastián, Marisol Garmendia han hecho un llamamiento a acudir a votar el 28M y han advertido que la próxima legislatura las instituciones, como la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de San Sebastián,  tienen que ser lideradas por los “socialistas”, que en el centro de su acción política tenga como prioridad pensar en las personas, solucionar los problemas “de verdad de la gente” y generar oportunidades para todos y todas.

Además, en sus intervenciones esta tarde en el acto de cierre de la campaña electoral, ambos han pedido a los electores que acudan a depositar su papeleta en las urnas que “nos hace a todos iguales”. Asensio incluso, les ha recordado a los ciudadanos la importancia de ejercer el derecho al voto para evitar que los abertzales decidan por la mayoría plural. Está convencido que el 28M está en juego la diversidad de esta sociedad y hay que impedir también que “haya ciudadanos de primera y de segunda”. Para proteger esa pluralidad, el voto tiene que ir destinado al Partido Socialista, “la izquierda plural, la izquierda abierta al mundo”.

“Eider y Maddalen, PNV y EHBildu están a otra cosa. Están a la construcción de su nación y ahí no cabemos todos. Los únicos que garantizamos la Gipuzkoa plural somos nosotros, el Partido Socialista. Por eso el próximo Diputado General tiene que ser socialista”.

Ha señalado que el futuro de Gipuzkoa está en juego y para hacer frente a los desafíos de este Territorio se hace imprescindible que el Diputado General que salga de las urnas sea “solvente, con experiencia y de izquierdas, sin complejos”. Y para ello, es necesario que tenga un “fuerte” respaldo ciudadano. Y para aquellos que dudan a quién votar, les ha explicado que hagan memoria y recuerden que estos ocho años en la gobernabilidad de la Diputación de Gipuzkoa han demostrado “con creces” que con la gestión “eficaz” y demostrada “solvencia”, que caracteriza al PSE-EE avanza el Territorio, “lo hemos puesto mirando al futuro”, frente al “caos y la parálisis” de los gobiernos exclusivamente nacionalistas. Incluso, se ha quejado que “ahora algunos ahora se quieren atribuir el mérito, pero no lo vamos a permitir”.

“¿Quién ha resuelto el problema de los residuos? ¿quién ha resuelto el problema del transporte? ¿Quién ha dado derechos con la tarjeta Mugi? ¿Quién ha hecho la cultura inclusiva? ¿Quién ha hecho la defensa de la diversidad? El Partido Socialista”.

Por último, Asensio se ha mostrado muy satisfecho por estos quince días de campaña electoral que ha calificado “gratificante” y en la que han recibido “mucho apoyo”. También, ha aprovechado las últimas horas para agradecer al Partido Socialista por haber confiado en él como candidato, así como al resto de candidatos que encabezan las circunscripciones a Juntas Generales, los alcaldes y alcaldesas cuya labor es “imprescindible” para una fuerza municipalista como es el PSE-EE a los candidatos municipales en los 70 municipios del Territorio, al grupo juntero, así como al resto del personal por su “impulso y cariño”.

 

Marisol Garmendia, candidata a la alcaldía de San Sebastián

Por su parte, la candidata a la alcaldía de San Sebastián, Marisol Garmendia, asegura que será la próxima alcaldesa de San Sebastián porque la capital donostiarra necesita un cambio que será “tranquilo” bajo el “liderazgo de una mujer”. Ese cambio es posible, es más ha dicho que “está al alcance de la mano” y entre todos y todas se logrará el próximo 28M.

“No nos podemos quedar en casa. Todos los votos valen lo mismo y si queremos cambio, votar cambio. Hay que votar cambio, a Marisol Garmendia que es el único cambio tranquilo, sereno, que necesita esta ciudad para avanzar y ser referente”.

Está convencida que el PSE-EE de San Sebastián es el partido que más se parece a esta ciudad porque los temas que preocupan a los ciudadanos son aquellas cuestiones que los socialistas donostiarras han puesto encima de la mesa esta campaña electoral; hasta el punto que, –como ha explicado-, “el resto de candidatos han copiado nuestros mensajes”.

Ha reivindicado la “voz propia” de los socialistas donostiarras, con un proyecto para San Sebastián, escuchando “lo que nos dice la ciudadanía” y sabiendo “si es necesario” hacer cambios en las políticas si así lo exigen los donostiarras revirtiendo los cambios de tráfico del alcalde y candidato a la reelección, Eneko Goia, porque están generando un caos en la ciudad y anuncia que hará un Plan de Movilidad “consensuado” con los agentes implicados. La desconexión del PNV y de Goia con la ciudad es tal que “no entiende lo que está pasando en la ciudad, lo que está pasando a su alrededor, ¿por qué la gente está desencantada? ¿De dónde vienen esas olas de descontento?”

“Mi candidatura tiene toda la legitimidad y todo el derecho para plantear sus propias propuestas, sin tener que pedir permiso a nadie. No somos el PNV, somos el Partido Socialista y nos hemos ganado el derecho a tener voz propia, dando la cara cuando otros se ponían de perfil”, ha reivindicado.

Por último, ha reprochado a EHBildu que ahora sale con “soluciones mágicas” y ha recordado los cuatro años de gobierno municipal con Juan Karlos Izagirre de alcalde de San Sebastián. Hoy quienes imponían ahora ofrecen “diálogo y participación”, quienes presumían de récord de turismo ahora quieren poner en riesgo los puestos de trabajo del sector comercial y hostelero de esta ciudad. “Estuvieron cuatro años y dieron razones más que suficientes para la desconfianza, ha zanjado.