Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Enero 2022

L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

Jose Ignacio Asensio: "Gipuzkoa aprueba unos presupuestos en clave socialdemócrata"

El Secretario General del PSE-EE de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio, ha puesto en valor la aprobación esta mañana en el pleno de las Juntas Generales de Gipuzkoa del proyecto de presupuesto foral para 2022. “Los socialistas hemos hecho posible unos presupuestos pensando en las personas más vulnerables, y en que nadie se quede atrás, reforzando los servicios sociales y garantizando los valores del Estado de Bienestar. Hemos apostado por inversiones que posicionan a nuestro tejido industrial, y afianzan su futuro. Además, el presupuesto dedicado a Transición Ecológica, es el que más crece con un 23%, y es una garantía de un futuro sostenible, social, medioambiental y económico para Gipuzkoa”. Por lo tanto, son unos presupuestos “magníficos” y el PSE-EE está “plenamente satisfecho” con estas cuentas que son “las más altas de la historia” y que dan respuesta a las “necesidades de los guipuzcoanos”.

En la valoración que ha realizado al término del pleno, el Segundo Teniente de Diputado General de Gipuzkoa y la portavoz del grupo juntero socialista, Susana García Chueca, Asensio ha resumido los principales ejes de estas cuentas que tienen un “fuerte acento socialdemócrata”: “tienen un marcado carácter social, en el que la protección de las personas más vulnerables, una salida justa de la crisis y la apuesta por una Gipuzkoa más verde y sostenible”.

“Estamos atravesando una crisis sin precedentes y la prioridad de los socialistas es la atención de las personas más vulnerables y de los sectores especialmente afectados, con las ayudas económicas necesarias y reforzando los servicios sociales para garantizar el bienestar de toda la ciudadanía de Gipuzkoa”, ha dicho Asensio, para asegurar a continuación que “necesitamos una salida justa de la crisis porque solo la superaremos con un ejercicio de solidaridad que comienza en el Presupuesto aprobado”.                           

Asimismo, ha remarcado que estos presupuestos forales tienen dos hitos que son importantes desde el punto de vista económico: el mayor presupuesto propio de su historia que asciende a 1042 millones y la mayor dotación destinada a gasto social: 455 millones, que representan 642 euros por cada guipuzcoano y guipuzcoana. Está convencido de que esta apuesta por un presupuesto “expansivo y creciente” que fortalece la inversión pública y los servicios sociales es la “seña de identidad de un gobierno progresista”. Es más, ha asegurado que el PSE-EE ha sido clave para que esta Diputación se blinde de las políticas de recortes que practica la derecha y eso ha sido gracias a la impronta de los socialistas. En este sentido, el segundo Teniente Diputado General ha subrayado que, desde la entrada del Partido Socialista, el presupuesto social ha crecido en 110 millones de euros, en una clara muestra de su apuesta social. “No podemos dejar a nadie atrás, Gipuzkoa tiene que seguir reduciendo las desigualdades de las personas más vulnerables y ello implica reforzar la inversión pública en los servicios sociales”.

Por otra parte, Asensio ha destacado que esta es la “primera vez” que Gipuzkoa “tiene un presupuesto verde que mira al bienestar de las personas”. El diputado socialista de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas ha destacado que la transición ecológica debe ser “justa y proporcionar mayor bienestar y mejores condiciones de vida a la ciudadanía”. Por ello, los esfuerzos en esta área se han centrado en proyectos con un alto potencial de creación de empleo, como el Centro de Preparación para la Reutilización (CPR), al que se aportarán 1.700.000 € y que permitirá la creación de 190 puestos de trabajo; el Polo de Innovación de Economía Circular del plástico, que estará ubicado en Zumarraga y al que se destinarán 1.000.000 de euros, la misma cantidad que a la planta de hidrógeno verde del Complejo Medioambiental de Zubieta. También, el presupuesto pone el acento en una de las mayores preocupaciones de la ciudadanía, ofreciendo la alternativa de las comunidades energéticas, a las que se destinarán 3.200.000 €, para posibilitar el acceso a la energía renovable en las mejores condiciones. Además, se destinarán 4.226.000 € a la lucha contra el cambio climático porque, en palabras de Asensio, “no podemos dejar a nuestra juventud un planeta hipotecado, tenemos un deber de equidad intergeneracional”. Todo este esfuerzo tiene su reflejo en un aumento del 23% del presupuesto del Departamento.

Asimismo, la impronta social en las cuentas de los otros dos departamentos socialistas es “fundamental”. En el caso de Cultura con la dotación de 5.000.000 €  al plan Piztu Kultura para favorecer la actividad y el empleo en uno de los sectores más afectados por la pandemia; la activación del Plan de Instalaciones, con 1.950.000 €, para renovar los equipamientos deportivos del territorio; el presupuesto de Juventud que asciende a 6.507.000 € destinados a proyectos de ocio, formación y voluntariado o los 4.923.000 € que se dedicarán a la Cooperación al desarrollo, junto a las obras de renovación del Koldo Mitxelena, con una dotación de 7.000.000 €. Todo ello, refleja el importante esfuerzo para mantener vivo el tejido cultural y deportivo de Gipuzkoa como “elementos esenciales para nuestra cohesión social y para respaldar un desarrollo del territorio basado en el conocimiento y la creatividad”.

Asensio ha afirmado que la apuesta social y ecológica, que es el eje marcado en las áreas socialistas, tiene también una destacada presencia en el Departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio. El transporte es un elemento “esencial” para que la ciudadanía pueda ejercer sus derechos con el acceso a los servicios públicos, al trabajo o al ocio. De hecho cuando comenzó la crisis provocada por la pandemia, el gobierno foral adoptó una decisión política de gran trascendencia, junto a la protección de la política social y promoción de la economía, también se blindó el transporte público.

Por ello, en estos presupuestos forales también se realiza una apuesta decidida por el transporte colectivo público, impulsando Lurraldebus y la tarjeta Mugi, a cuya gestión se dedicarán 46.200.000 €, y con la construcción de vías ciclistas peatonales, otro de los exponentes de la movilidad sostenible al que se destinarán 2.100.000 €. Asensio ha recordado que el transporte genera 40% de las emisiones de Gipuzkoa y ha calificado el impulso de la movilidad sostenible como “reto clave” de la próxima década si queremos alcanzar los objetivos de neutralidad climática.

El líder socialista ha finalizado su valoración de los presupuestos aprobados esta mañana, señalando que “estas cuentas marcan la hoja de ruta hacia una Gipuzkoa de izquierdas, más social, sostenible y con mayor igualdad para todas y todos. Este es el compromiso que el Partido Socialista de Euskadi defiende desde la Diputación de Gipuzkoa y en todas las instituciones en las que está presente”.

Por último, la portavoz socialista, Susana García Chueca, ha querido resaltar que el clima de diálogo y entendimiento que propicia el gobierno foral de coalición de la Diputación de Gipuzkoa, ha logrado sacar adelante unos presupuestos con la mayoría absoluta que le dan los votos de los dos partidos que sustentan al ente foral, PSE-EE y PNV, pero también acordando con todos los grupos políticos representados en estas Juntas Generales de Gipuzkoa. PSE-EE, PNV, EHBildu y con el PP se han pactado enmiendas, que se han incorporado al proyecto de presupuesto, por un valor de 7,6 millones de euros. Esto es, a su juicio, una “seña de normalidad” y del “clima político diferente” que vive Gipuzkoa con respecto a otros lugares donde la “derecha extrema y la extrema derecha” tensionan la vida política y parlamentaria. Esto debe ser motivo de satisfacción y de “orgullo” de los ciudadanos y ciudadanas guipuzcoanas hacia su clase política, ha dicho para concluir.