Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Noviembre 2020

L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

El vial Altza-Galtzaraborda se licitará en 2021 y permitirá trenes cada 7,5 minutos

Foto 1

El consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transporte del Gobierno Vasco, el socialista Iñaki Arriola, anunció el pasado viernes que su departamento licitará la construcción de la variante ferroviaria del Topo entre Altza y Galtzaraborda, que incluye la creación una nueva estación soterrada en el centro de Pasaia.

El nuevo trazado del Topo que integrará la estación de Altza permitirá incrementar hasta 7,5 minutos las frecuencias de los trenes, que en la actualidad es de 15 minutos y sustituirá la actual estación de Pasaia por otra subterránea. El inicio de las obras, en el año 2021.

En un encuentro telemático celebrado en el Ayuntamiento de Pasaia con la alcaldesa, Izaskun Gómez, Arriola aseguró este viernes que “este proyecto es muy importante” para mejorar el servicio de transporte para Pasaia y para las personas que van de Errenteria y Altza a Donostia, Irún y Hendaya. Un servicio fundamental para los vecinos de Altza, Pasaia y Galtzaraborda, grandes usuarios del Topo. De hecho, en 2019, 1,2 millones de personas utilizaron estas paradas.

Con su puesta en servicio, las personas usuarias del Topo de Altza, Pasaia y Galtzaraborda se podrán beneficiar en sus desplazamientos al centro de la capital de una frecuencia de 7,5 minutos y no los 15 minutos el tiempo que se necesita para llegar actualmente a su destino. Además, como ocurre hoy en día, los usuarios no tendrán que realizar un trasbordo en la estación de Herrera para cambiar de línea de Topo.

Estación soterrada, eliminación punto negro de Pasaia

Asimismo, en Pasaia, se plantea una estación soterrada bajo la plaza anexa a la calle Gure Zumardia, lo que permitirá eliminar la actual infraestructura que divide en dos el municipio. Además, con esta actuación se suprime un punto negro. Se trata de una zona oscura situada en el centro del municipio, y aunque se ha mejorado la iluminación, es un espacio que tiene muchos recovecos, con lo que las mujeres y la gente mayor lo considera un lugar inseguro a determinadas horas.

El acceso a la futura estación se situará en la calle Eskalantegi y habrá un ascensor, en la misma plaza. La salida de emergencia se situará en la calle San Marcos. La configuración, -como ha explicado Arriola-,  es de andenes laterales, si bien las escaleras de estos desembocarán en un único vestíbulo, desde el que se accede a la calle. Los dos andenes también estarán conectados con el vestíbulo mediante un ascensor.

La estación de Pasaia se ejecutará por el método “cut&cover” (cortar y cubrir). Para ello, se realizan desde la superficie unas pantallas mediante hidrofresa que albergarán la estación. La ejecución de estas pantallas exige la demolición del Mercado.