Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Enero 2023

L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

"El apagado de farolas, como en Biarritz, ni se nos pasa por la mente. Para contener el gasto, llevamos seis años cambiando el alumbrado público a tecnología Led", dice Víctor Fuente

Foto 1
Víctor Fuentes, concejal de Obras, Servicios y Mantenimiento del Ayuntamiento de Arrasate

El concejal de Obras, Servicios y Mantenimiento, Víctor Fuentes (PSE-EE), ha asegurado que el Ayuntamiento de Arrasate/Mondragón no va a apagar el alumbrado público, como están haciendo otros municipios de Iparralde como Biarritz, para ahorrar y contener el gasto del consistorio. Ha dicho que la “estrategia de luces largas” adoptada hace seis años, demuestra que el cambio de sistemas de iluminación, a una tecnología más eficiente, fue acertada, y justifica el ahorro en el consumo de energía de las nuevas luminarias LED.

“En el año 2017 dimos inicio al cambio de luminarias a tecnología LED y actualmente, es una gran satisfacción señalar que se han cambiado 2.680 farolas, lo que equivale al 60% del alumbrado público de Arrasate”, ha explicado, para asegurar que esta labor no hubiera sido posible sin el trabajo de la brigada del Ayuntamiento de Arrasate, que es quien efectúa este trabajo.

Con los últimos datos que cuenta en la mano, Fuentes ha afirmado que, durante 2021, el Ayuntamiento de Arrasate gastó en alumbrado público 162.427,69€ con un consumo de 1.400.224 kWh. En 2017, cuando las luminarias no eran LED, el ayuntamiento desembolsó 298.427 € anuales por consumo de luz en la vía pública, “casi el doble” que el 2021. Todo ello equivale a una reducción de un 70% del gasto energético, por lo que queda justificada esta actuación “con creces”.

Ha reconocido que la modernización de la iluminación ha sido una “prioridad” y aunque el ahorro ha sido “un objetivo que siempre nos ha movido”, es cierto que había también otros componentes que, también tenían un peso “importante”, como la reducción de emisiones a la atmósfera, e incluso la disminución de la contaminación lumínica”. Pero hoy en día reducir “al máximo” el gasto energético es “nuestro principal reto como ayuntamiento” y, por lo tanto, “actuaciones de apagado de las farolas, como ocurre en Biarritz, ni se nos pasa por la mente”.

Asimismo, ha reconocido que son decisiones “polémicas” porque la energía eléctrica y una buena iluminación, tiene un “impacto social indudable” ya que tiene efectos directos en la seguridad ciudadana. En este sentido, la concejala de Igualdad, Yoana Sánchez (PSE-EE), coincide con su compañero socialista y ha explicado que al haber calles iluminadas permite a nuestros vecinos y vecinas, especialmente a los jóvenes y a las mujeres, poder desarrollar más actividades en horario nocturno y además desplazarse por Arrasate sin tener que enfrentarse a ningún riesgo que amenace su seguridad.

“El cambio del alumbrado público es una actuación costosa”, -ha reconocido Fuentes-, pero es una actuación “que merece la pena” porque obtenemos “grandes beneficios” que impactan “directamente” en la vida de los arrasatearras, “cambiando sus vidas”. Además, la amortización se logra a los cuatro años (3,8 años) y si conseguimos una subvención es de apenas un año.

Por último, Víctor Fuentes ha dicho que “somos un ayuntamiento responsable en nuestro compromiso por construir un Arrasate con menos contaminación y más sostenible”. También ha avanzado que desde su departamento se continuará trabajando para “completar las actuaciones en materia de sustitución del alumbrado público para dotarlo de tecnología LED, comprometidos como estamos por completar una agenda verde y medioambiental”.