Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Septiembre 2018

L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

PSE-EE de Gipuzkoa secunda las movilizaciones del 8 de marzo

La Secretaria de Igualdad del PSE-EE de Gipuzkoa, Susana García Chueca, ha explicado que el PSE-EE de Gipuzkoa se suma a las acciones marcadas por los dos sindicatos mayoritarios (UGT y CC.OO) apoyando la propuesta de paro laboral de dos horas en la jornada del Día 8 de marzo y también a la Huelga Feminista convocada para esa jornada como una medida de concienciación y reivindicación. Las cinco junteras del Grupo Socialistas Vascos-Euskal Sozialistak tomarán parte en la huelga y los actos previstos en una jornada que se espera se convierta en “histórica”.

 

La brecha salarial entre mujeres y hombres que realizan el mismo trabajo es todavía en España del 19% y a este paso, los salarios no se van a igualar hasta dentro de setenta años. “¿Cómo podemos seguir llamando democracia a una sociedad que trata de manera tan injusta a las mujeres cuando, con tantas dificultades alcanzamos nuestra condición de trabajadoras?”

Llega de nuevo un 8 de marzo, nos felicitamos, nos hacemos fotos, videos, los subimos a twitter, a Facebook, nos damos abrazos, nos colocamos detrás de una pancarta, pero ¿para qué si el resto del año sufrimos el abismo salarial, seguimos sin poder conciliar con nuestra familia y continuamos consintiendo comentarios que nos hacen de menos como mujeres y como trabajadoras?

“Las mujeres somos más numerosas y por lo tanto, nuestros problemas son los de la mayoría de esta sociedad y un año más no queremos volver a escuchar manifestaciones públicas que nos transmiten su compromiso con las mujeres, con la defensa de nuestros derechos y a favor de políticas de igualdad, pero que en realidad no son más que frases huecas”.

El tiempo de las declaraciones se ha terminado y ya es momento de firmar un contrato social entre los distintos partidos políticos y las mujeres donde se incluya un plan para terminar con la brecha salarial y sea reconocida la igualdad salarial y la conciliación familiar como derechos subjetivos.

“Partimos de una situación real que podemos catalogar de inconstitucional porque la desigualdad de las mujeres en el mercado de trabajo existe y persiste a pesar de un marco legislativo y normativo, marco complementado con disposiciones de la OIT que en su convenio 110 ya empezó recordando la necesidad de contemplar la igualdad de salarios retributivos entre mujeres y hombres y de la Unión Europea cuya Comisión de 7 de marzo de 2014 aprobó una recomendación para reforzar el principio de igualdad de retribución entre hombres y mujeres y declarada como un derecho por parte de sentencias reiteradas del Tribunal Constitucional”.

Las mujeres debemos seguir reivindicación nuestros derechos y lo tenemos que hacer por nosotras, por nuestra propia dignidad, pero también porque tenemos que luchar por las generaciones futuras de mujeres y de hombres.

Nuestro compromiso debe ir dirigido a esas jóvenes mujeres que hoy tienen la mayor formación cualificada en el ámbito de la Universidad y de la formación profesional de la historia, pero que se topan con el techo de cristal que les impide acceder a los puestos de dirección y de responsabilidad.

Pero también, debemos poner en el centro de nuestra lucha a esos niños y jóvenes que ven como normales actitudes machistas hacia sus compañeras, hacia sus hermanas o sus madres o abuelas. “El machismo no es algo innato, sino que se aprende” y por lo tanto, tenemos una responsabilidad en abordar la igualdad de sexos en la educación y en las familias corrigiendo o reorientando actitudes aprendidas en casa o en otros entornos.