Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Julio 2020

L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

Petri Romero: "La prostitución es uno de los rostros más crueles de la feminización de la pobreza"

La portavoz del PSE-EE en la Comisión de Política Social de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Petri Romero, ha estado esta mañana presente en la comparecencia de la asociación Arrats que han explicado el informe que elaboró sobre la situación de la prostitución que se ejerce en Gipuzkoa, por encargo de la Diputación Foral a finales de la pasada legislatura.

Foto 1

En su intervención, ha dicho que coincide totalmente con una de las conclusiones del informe que asegura que ´la pobreza no es una elección´. A su juicio, cuando uno se encuentra en esa situación “se ve obligado a hacer lo que sea por sobrevivir” y, por lo tanto, no ha dudado en calificar a la la prostitución como “uno de los rostros más crueles de la feminización de la pobreza”.

Tras la Comisión, Romero ha dicho que la postura de los socialistas ha sido “siempre” la de identificar la explotación sexual como una forma “extrema de violencia” y la demanda de prostitución “como la causa que genera la trata”. Por eso, ha insistido que como partido queremos la abolición de la prostitución. De hecho, ha recordado que el grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados presentó, en el mes de febrero, una proposición no de ley instando a la abolición de esta “realidad” que fue aprobada por la mayoría de la Cámara.

Ha citado los datos de Naciones Unidas y de la Unión Europea, en los que se asegura que las mujeres y las niñas representan el 71% de las víctimas de trata detectadas en todo el mundo, el 80% están identificadas en Europa occidental y el 95% de ellas acaban explotadas para la prostitución.

Por último, ha defendido que la explotación de mujeres y niñas es incompatible con una sociedad igualitaria porque es la realidad “más terrible” de la violencia contra las mujeres. Por eso, ha dicho que una sociedad “digna” no puede aceptar que se vendan o alquilen los cuerpos de las mujeres.