Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Noviembre 2017

L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30
Cerrar
PSE GIPUZKOA

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Documentos

compartir  compartir

Dos años de legislatura foral por Susana Garcia- Chueca

Foto 1

Dos años han pasado ya. Dos años desde que el PSE-EE y el PNV, tras las elecciones celebradas el 24 de mayo de 2015, decidieron sellar un acuerdo de gobierno que ofreciera a la ciudadanía soluciones a sus problemas. Un acuerdo que situó nuestros desvelos en la lucha contra el desempleo, el impulso de la economía, el afianzamiento de las políticas de servicios sociales, la respuesta eficaz y viable a la gestión de los residuos urbanos, la financiación de nuestras carreteras y el fomento de la cultura. Un acuerdo que dotó a Gipuzkoa de estabilidad y sosiego.

Un gobierno entre diferentes en el que la participación e implicación de los y las socialistas tenía y tiene un objetivo claro: poner las bases del futuro para garantizar que Gipuzkoa sea un Territorio próspero que genera riqueza y empleo de calidad y que cuenta con un alto nivel de cohesión social y bienestar.

Decía Pablo Milanés en su canción que pasan los años y las viejas discusiones se van perdiendo entre las razones.

Y así es. Creo que el Gobierno Foral ha venido tomando decisiones que nos cargan de razones. Y creemos que nuestra presencia en el gobierno, la aportación socialista, está dando frutos que podemos saborear.

Son muchas las acciones impulsadas por el Gobierno Foral entre PSE-EE y PNV, acciones contenidas en el Plan Estratégico de Gestión, que están ya en marcha, que son hechos dotados económicamente como, el Plan de Reactivación Económica; el Plan para la Inclusión social, ELKAR EKIN, para abordar la atención integral a las personas en situación y/o riesgo de exclusión social; la Norma Foral que regula el peaje de las carreteras y que trata de compartir el coste de su mantenimiento con quienes las utilizan; la Norma Foral de incentivación de la participación de las personas trabajadoras en la empresa buscando no sólo potenciar el tejido productivo sino también minimizar riesgos como el de la deslocalización; la contratación de más personal para luchar contra el fraude y la elusión fiscal; el impulso de una solución técnicamente limpia y beneficiosa para la gestión de nuestros residuos, poniendo el énfasis, como hacen los países nórdicos, en los beneficios de convertir los residuos en energía para el Territorio, así como también, la apuesta por convertir Tabakalera en uno de los centros de referencia internacional en el ámbito de la producción audiovisual y cinematográfica; las actuaciones para aprovechar las oportunidades que nos ofrece el Turismo como sector económico floreciente sin que afecte negativamente a nuestro medioambiente, bienestar, paisaje y cultura y nuestro compromiso con la Cooperación con los países en vías de desarrollo habiendo realizado la mayor aportación económica que se haya hecho nunca, acercándonos al comprometido 0,7%.

Y tantas y tantas otras que podría citar corriendo el riesgo de aburrir al lector.

Ahora bien, el compromiso de los y las socialistas va más allá de una legislatura. Lo adquirimos pensando en las generaciones futuras, no en las siguientes elecciones. Por eso sabemos que, más allá de responder a los retos de hoy, tenemos que pensar en cómo poner las bases para resolver los problemas de mañana.

Permítanme que me centre en los retos más acuciantes, en mi opinión, para los próximos años, retos que tenemos ya encima de la mesa porque el demoledor paso de la crisis económica última ha hecho visible problemas estructurales del sistema como el incremento de las desigualdades y sus importantes implicaciones para la sociedad.

Uno de ellos retos es combatir la desigualdad y la pobreza que afecta especialmente a juventud e infancia y que compromete la igualdad de oportunidades, la justicia intergeneracional y nuestra competitividad futura en la economía del conocimiento. Invertir en juventud e infancia para garantizar la sostenibilidad futura de nuestra sociedad y del propio Estado de Bienestar Social.

Y otro de ellos es responder adecuadamente al envejecimiento de la población consecuencia del aumento de la esperanza de vida y de la baja tasa de natalidad. Lo que es un logro social importantísimo plantea retos ineludibles en el campo de la sanidad, política familiar, pensiones y servicios sociales. Y sí, son necesarios más recursos y servicios pero también son necesarios los puestos de empleo que se crearán.

En Gipuzkoa, en Euskadi, tenemos herramientas para responder a estos retos ya que la competencia en política fiscal reside aquí. Hagamos, pues, política fiscal inteligente que nos permita responder a los retos del presente y prepararnos para los del futuro.

Pero, sobre todo, como decía Milanés, convirtamos las viejas discusiones en razones.

 

Susana García Chueca

portavoz del Grupo Juntero “Socialistas Vascos-Euskal Sozialistak” de las Juntas Generales de Gipuzkoa